Términos y condiciones de uso de Google

new-google-logo-knockoff.png

Protección de datos privacidad y del usuario en términos y condiciones de Google.

De inicio aclaro que los términos y condiciones de uso no solo los de YouTube sino de todas las web de internet son un arma muy peligrosa, y ofrecen más peligro que ventajas a los usuarios. Ahora que Google está obligando a usar una cuenta de G+ para dejar comentarios en YouTube, es buen momento para analizar lo que dicen las condiciones que se aceptan al registrarte en esta página.

A nadie le agrado el último cambio de términos de condiciones de uso y privacidad de YouTube, eso de que ahora para comentar los videos se tiene que usar un perfil de G+, con una identidad real, en vez de bromear de forma anónima. ¿Dónde está la libertad de expresión?, se preguntan algunos.

Es normal que se molesten las personas, pero si hubieran leído los términos y condiciones que firmaron no debería de sorprender mucho. Al fin y al cabo, se ha firmado un contrato por el que, entre otras muchas cosas, se da permiso a Google para que combine la información de las bases de datos de sus diversos servicios prácticamente a su antojo. Para que se entienda, si no se les da el nombre en uno (porque se comentaba anónimamente), seguro que se le dio en otro servicio como Gmail.

Todo esto es probable que no se supiera, ya sea porque no se leyeron los términos (son muy largos y aburridos) o porque se leyeron pero no se entendió nada (están escritos por y para abogados).

  • ¿Qué pueden hacer con esos datos?

El uso más conocido es la personalización de los resultados de búsqueda y de la publicidad. Esto quiere decir que Google puede aprovechar todo lo que sabe sobre uno para mostrarte sólo la información (y los anuncios) que realmente puedan resultar interesantes.

También pueden se utilizar los datos, como es lógico, para ofrecer sus servicios, mejorarlos, protegerlos y desarrollar otros nuevos. Por ejemplo, que YouTube recuerde exactamente dónde se dejó de ver un vídeo cuando se vuelve se inicie desde donde se dejó. Eso sí, “esos datos no los compartirán con terceros ajenos a Google sin un consentimiento, excepto si se trata de filiales o contratistas, si existen motivos legales, si están investigando una posible infracción o si lo requiere alguna autoridad gubernamental”, totalmente falso, eso dicen los términos, pero la realidad es otra, de hecho se conoce que dicha empresa está trabajando con el gobierno para brindarle todos los datos posibles, y todos sabemos que ciertos gobiernos no solo buscan el bienestar del pueblo, sino de ellos mismos.

  • ¿Puede darse de baja? ¿Cómo?

En este aspecto, las condiciones de YouTube se alejan bastante de lo que es habitual leer en las de otros servicios de internet. Tal y como lo explican, si se quiere dar de baja se tienen que hacer dos cosas: notificárselo a la empresa y cerrar la cuenta. Lo curioso es que la notificación se tendrán que hacer llegar por correo ordinario (sí, sí, escrita y en papel) a la dirección física de la compañía en Cherry Avenue (San Bruno, Estados Unidos). Un poco anticuado, ¿no? Tal vez se deba a que los términos de YouTube llevan más de tres años sin actualizarse.

Por otra parte, también es cierto que, al ser YouTube un servicio más de Google, la única forma de darse de baja como Dios manda es eliminar la cuenta de Google a la que va asociado. Es lo que tiene la integración masiva de servicios y bases de datos.

  • ¿Cuánto tiempo retendrán los datos si decides marcharte?

Aquí también tenemos que remitirnos a los documentos legales que comparten la mayoría de los servicios de Google y en ellos no se aclara para nada este asunto. De hecho esta ausencia de información podría interpretarse como escasa transparencia. Y no lo digo yo, lo dicen las autoridades en materia de protección de datos de países como España, Gran Bretaña, Alemania, Italia, Holanda o Francia, donde Google podría hacer frente a una cuantiosa multa precisamente por la falta de precisión de sus políticas.

 

  • ¿Pueden cambiar los términos? ¿Con qué condiciones?

Los pueden modificar en cualquier momento y es uno quien debe estar atento a los cambios. Una vez que hayan entrado en vigor, el simple hecho de seguir utilizando la web supondrá que se aceptan. Muy difícilmente les informan a los usuarios. No obstante, YouTube introduce aquí un matiz que no incluyen otros servicios y que es de agradecer: esta o cualquier otra cláusula de los términos que vaya en contra de tus derechos como consumidor carecerá de validez legal.

  • ¿A qué legislación están sujetos?

Esto va estrechamente ligado con lo que acabo de comentar y, de forma coherente, YouTube no pretende establecer “condiciones abusivas que vayan en contra de sus derechos como consumidor” (y, si lo hacen, no valen). Por lo tanto, el contrato que firmas con la empresa está sujeto a la legislación estado anídense y el tribunal en que se resolverán posibles desavenencias con la empresa será también el que corresponda en función del país de residencia habitual del usuario.

 

Bibliografía:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s